Amazon busca la forma más eficiente de que sus empleados encuentren en el almacén el paquete que buscan. Para esto ha patentado en EEUU un sistema de ultrasonido que estaría desplegado en todo el almacén. Este sistema estaría conectado a una pulsera que llevaría cada empleado y vibraría si el empleado se aleja del paquete buscado.

La idea o proyecto ya está patentado aunque esto no quiere decir que se haga realidad. Aun así esta noticia ha causado mucho revuelo ya que los empleados de Amazon ya están sometidos a mucha presión, sobretodo en fechas conocidas por su gran volumen de ventas en un periodo corto de tiempo como el Viernes Negro.

Por su parte los conductores de las empresas subcontratadas, en concreto de Reino Unido, también se han quejado de entregar hasta 200 paquetes en un día, conducir rápido sin cinturón, no poder ni ir al lavabo (mean en botellas) o tener un sueldo por debajo del mínimo nacional. Amplía la noticia.

Max Crawford, que fue empleado en Amazon, en una entrevista afirmó que “Después de un año de trabajar en la planta, sentí que me había convertido en uno de los robots con los que trabajaba” y que un día se cayó al suelo mareado.

Debías procesar cada artículo en segundos y después pasar al siguiente. Si no cumplías con las metas, te despedían

Por su parte llegó a comprender que estas pulseras pudiesen ahorrar tiempo, pero sin dudarlo serían motivo de acoso a los trabajadores si en algún momento está en el lugar equivocado.

La tecnología robótica aún no tiene una calidad aceptable, así que, hasta que eso ocurra, utilizarán robots humanos

Italia se opone por ley.

La pulsera electrónica Amazon va contra la ley

Estas palabras las ha dicho nada más ni nada menos que la vicepresidenta de los diputados del Partido Demócrata y aspirante a la Cámara de los Diputados en las próximas elecciones generales del 4 de marzo, Teresa Maria Di Salvo.

Para tranquilizar los ánimos el ministro el ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, ha informado de que se ha reunido en sede ministerial de Roma con  miembros de Amazon y ha podido afirmar que:

Las únicas pulseras que se hacen en Italia son las de las joyerías. Les he explicado -ha precisado a los medios-, y han comprendido, que esta no es una práctica en Italia y no lo será nunca

La patente fue solicitada en 2016 y aceptada esta semana, Amazon no ha confirmado nada.