Ojo al dato, los bancos tradicionales están muy preocupados porque ven que las grandes tecnológicas como Google, Facebook o Amazon lo tienen demasiado fácil para entrar de lleno en los servicios financieros y dar a los clientes servicios básicos de este tipo. Amazon además es muy temida porque tiene mucha experiencia comercial y ya ha empezado a adquirir empresas en México e India para poder recoger efectivo y desarrollar su sistema de pago.

Concretamente en India Amazon recoge efectivo a domicilio para luego cargar ese dinero en una tarjeta monedero al cliente. En México tienen otro sistema de pago en efectivo que sustituye a las tarjetas. Mientras esto ocurre, Amazon ha invertido o comprado empresas como Emvantage Payments y BankBazaar, ambas hindúes.

Amazon, Google y Facebook poseen dos elementos capitales importantes cuando se trata de tener éxito en los pagos y préstamos del consumidor, como son los datos y la relación con el cliente

Esto lo dice Brendan Wallace, cofundador y socio director de Fifth Wall Ventures, y afirma que será inevitable que las tecnológicas entren al sector financiero. Muchos banqueros tienen miedo a esta realidad, otros confían en las fuertes barreras que hay para entrar en el sector.

Amazon en EEUU ya ha concedido préstamos de 3000US$ a las pequeñas empresas que usan su plataforma para vender y el año pasado lanzó Amazon Cash para que cargues saldo en tu cuenta de Amazon.

Habrá que ver qué garantías ofrecen con nuestro dinero para que realmente sean unos competidores de los bancos, pero esta claro que la competencia nunca viene mal, mira WhatsApp.